jueves, enero 18

JOYA CINEMATOGRÁFICA

Esta mañanita mientras me empacaba un suculento huevo estrellado con salsa y tortilla frita (no de las de lujo sino de las del Dr. Simi que han de ser de chilaquil reciclado, pero saben chidas), me encontre con una noticia indignante en el periódico, de verdad que el huevo estrellado me pudo haber hecho daño cuando leí tal aberración.

Resulta pues que el fantoche aquel, Don Nadie, rastrero y parásito del Pato Zambrano ha decidido hacer una película de su vida al lado de la Tigresa, en donde le meterá sólo un poquito de ficción como que su personaje será un torero (Vaya, al menos pensó en ponerse una profesión), pero eso no es lo indignante ni lo mejor del chisme, sino que para sacar varo pa' su churro (digno de peli mexicana ochentera), está intentando convencer a la viejechita pa' que venda en Nueva York uno de esos tesoros nacionales que con su garra felina usurpó del Castillo de Chapultepec: nada más y nada menos que una joya que perteneció a la Emperatriz Carlota.

Cuando yo leí eso me quedé patidifusa, porque resulta que el pendejo este ni siquiera ha de saber quien fue Carlota (a lo mejor como sabe que la Tigresa tuvo amistadas influyentes, ha de pensar que La Emperatriz era amiga suya; está bien que está anciana pero no es pa' tanto...). Yo no pude ante tal indignación, puesto que ahora resulta que una joya de tal magnitud tiene el mismo valor que una pseudo película que será más mala que mis calzones con tres semanas de no bañarme.

Ojalá que la señora no esté tan senil como pa' aflojarle la joya, está bien que ya le aflojó las otras, pero por el amor de Dios que no cometa tal aberración es que para empezar ¿qué de interesante puede tener la vida de ambos juntos? Porque la Tigresa sí tiene una vida interesante, pero el pendejete éste ¿que ha hecho? Hasta llamarlo Don Nadie es demasiado honroso ¿no?

Esta noticia me ofende como persona, como mexicana, como artista y como pobre. Lo peor que podría pasar es que alguien acepte producirle su película, porque no vaya a salir con la mamada de que él quiere actuar porque ahí si yo creo que agarro la galleta de animalito y me las corto... ¿por que yo no me conseguí un viejechito igual? Si yo tuviera un amante anciano ahorita estaría en la cúspide, puesto que si pendejitos como el Pato han logrado eso, pos una que tiene más materia gris pos llegaría más rápido ¿verdá?

En fin, si en la peli el Pato decide hablar de como planchó arrugas, pues tal vez el panorama morboso se pondrá interesante, algo asi como de género freak... ¡que asco! a veces detesto mi imaginación. No podré dormir si no me borro esa imagen de la cabeza...